En cada proceso tratamos de cuidar el ambiente, producimos orgánico preferentemente y utilizamos energías limpias:

  • No se agregan conservantes, ni colorantes, ni aditivos.
  • La fábrica está equipada con energía solar así como la bomba de riego en la finca.
  • Las frutas se secan con secador solar.

Pulpas. Las pulpas congeladas de frutas se preparan extrayendo la parte comestible de la fruta y envasándolo congelado sin ningún agregado. El frio es el conservante y los cuidados de tiempos y calidad de frutas seleccionadas son la garantía de que la pulpa una vez descongelada posee las mismas propiedades de la fruta fresca. La pulpa de guanábana se prepara con el método artesanal de quitar la cáscaras y semillas y sin triturar ni tratar, se congela. Eso que en Rep Dominicana llaman “champola” es la fruta lista para hacer tragos, batidas, o para el preparado de postres. La pulpa de mango se cubetea en trozos de 1 cm. Y se congela. En esta presentación se puede utilizar para preparar ensalada de frutas, postres, helados y también para hacer batidas o jugos.

Mermeladas. Las conservas de frutas se hacen a base de fruta y azúcar. Sin ningún otro agregado, conservante ni colorante. El secreto consiste en utilizar la receta tradicional de las abuelas: seleccionar muy bien la calidad de las frutas, esterilizar envases y cocinar el tiempo suficiente para no perder el color natural, y esterilizar los envases llenos. Con estos cuidados estas mermeladas pueden esperar hasta un año antes de ser utilizados, pero deben conservarse en heladera una vez abierto, porque no tienen conservantes químicos.

Frutas y hojas secas: Las frutas y las hojas son seleccionadas antes de su deshidratación. Se elimina una proporción del agua contenida y se conservan sus propiedades porque se cuida la temperatura y humedad de evaporación. Solo utilizamos energía solar, porque no contaminamos ni el producto ni el ambiente con este proceso.





Unknown type of the video. Check your video link.